Sertec

Sertec
Clikc en la foro para el Facebook
 

El empresario Rubén Mujica consideró peligroso el planteamiento del gobierno de Cartes de reajustar el salario mínimo en las actuales circunstancias. Afirmó que esta medida impulsada esconde intereses políticos antes que económicos.

Mujica conversó sobre el planteamiento del Poder Ejecutivo de reajustar el salario automática y proporcionalmente al nivel de inflación. De esta manera, con la inflación actual, de 7,2%, el aumento del sueldo básico sería del mismo porcentaje.
El empresario reconoció como algo “noble” el deseo de todo trabajador de percibir más, pero aclaró que la manera en que se pretende impulsar no generará el efecto abarcante deseado. “No puede haber nada más noble que querer ganar más; algo importante en la vida de cada uno es mejorar nuestros ingresos pero no hacerlo por decreto, en un país donde hay una enorme cantidad de gente informal...”, reflexionó.
En otro momento, el empleador fue más allá y señaló que este proyecto puede resultar peligroso para la economía en lugar de ser beneficiar a la ciudadanía. “Es peligroso esto porque hay riesgo de que se mueva la inflación; puede haber más gente perjudicada que beneficiada”, aseveró.
Mujica señaló que esta modalidad de aumento salarial que el gobierno de Cartes intenta instaurar responde a intereses políticos, antes que a estudios económicos. “Evidentemente, esta es una decisión política, un posicionamiento político que busca ganar a la gente; este método tiene 80% de fundamentación política, porque la gente que se beneficia es absolutamente minoritaria”, insistió.
El empresario reiteró que el incremento será únicamente para aquellas personas que ganen sueldo mínimo. Es decir, se excluye tanto a aquellos que ganen por encima como así a aquellos trabajadores que ni siquiera llegan al salario base. Recordó que en Paraguay hay un alto nivel de empleados con pagos inferiores al mínimo exigido por ley. “Seguramente esa gente que no está registrada gana menos que el salario mínimo y no tiene cobertura social; me parece que se debe incentivar más a que la gente esté cubierta bajo las condiciones mínimas de seguridad social”, manifestó.
El salario mínimo permanece congelado en G. 1.824.055 desde marzo de 2014. No hubo reajustes desde entonces debido a que por ley los mismos deben aplicarse recién cuando la inflación llegue al 10%. En este caso, el acumulado llegó a solo 7,2%, según cifras oficiales. De aprobarse en el Congreso la propuesta del Ejecutivo de modificar el Código Laboral, la exigencia de llegar al 10% de inflación se eliminaría y los aumentos de salario se aplicarían de manera automática proporcionalmente a la variación de la inflación.








Fuente: ABC Color

Herencia de Radio

Tiempo de Acción Ciudadana

Acuéstese Contento

Green Tour Radio

Una Hora con Dios

Arrasando

Tarde Fecunda

 
Top